March 9, 2005

Sundance Gay Documentary Festival: Phone Sex, the Difficult Category

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad
La colegiala solicita break para que hermano mayor le publique primicia en espacio literario codiciado ahora que reivindica pasado irresponsable con migajas de buen comportamiento. Nomines nones, contesta el periodista con ínfulas de autoridad vengadora de silencios trasnochados a la hora de masturbarse frente a la pantalla, vestidito de niña escucha de la cintura para abajo, falda verde y botines de charol, pero con gabán y corbata enrredados en el pecho lampiño de su decadencia trentaytantos. La sesión cronológica de los espasmos distribuidos frente al ordenador, computadora portátil Dell 3497.23 y medio, ocurrió de la siguiente manera: Uno, lo llamó cantito de carne con señal digital a mi servicio telefónico que es lo mismo que quedarse ammarradito del otro lado del auricular a mis deseos más bellacos. “Te vas a quedar quitecito mientras repaso con mis labios virtuales la hebilla que cierra el pantalón, que ahora es falda de algodón color esperanza, por aquello del servicio comunitario que nos toca en honor a las efemérides de la semana de las mujeres tristes, y te lo voy a desgarrar hacia abajo los pellejos de tela sin ápice de bad trip misericordioso, eso, cosa de que te estremezca la crisma mi violencia incontenida y te vayas acostumbrando a mis intenciones de bugarrón libertario en plena desinsaculación de hormonas justas e imparciales. Una vez desabrochados los amarres del banquillo de los acusados, el ligón hizo pausa frente a los calzones de hilo blanco tipo boxers para cuadrar una visión mucho gusto en cámara lenta con sonrisa pasmada ante la reacción de la pupila dilatada al notar el canto de carne al pincho en dron de asar erecto. Qué rica la protuberancia ahora encabritada de latidos, confundida entre un reguero de transparencias underware. Qué chavienda que se pierda los anuncios Pfizer VIH. El otro, un manojo de voluntades complacientes que declara su preferencia, casi derecho inalienable, a estar abajo y él, pedacito de carrucho en escabeche (tierno por fuera, duro por dentro) exigiendo la necesidad de la falsedad de la premisa: “Bottom será la madre tuya, que tú te revuelcas encima, detrás por el culo afeitadito o como sea”. Una vez establecido el protocolo, las voces empezaron a chistar contradicciones, pausas molestosas en un concierto de tipos asustados por virginidades reinventadas antes de replantear la rabia ensayada para conquistas atravesadas o subordinadas por la competencia entre locas muy hambrientas. Frente a frente, congelados en las butacas que usan para escribir cada uno en su propia casa, se dieron una segunda oportunidad de relajación de respiraciones tan psicoanalíticas; tan quiroprácticas: como la yoga, el phone sex anormal junto a desconocido que pide verga imaginada y besitos de coco en almíbar de semental ahora castrado debe conducir a viajes, atajos, rajaduras amistosas. La cosa es que antes de que salgan los créditos del Gay Sundance Documentary se comportan mal de ahora en adelante, pues habían jurado escalar las vainas de las ganas de darse duro con la nada sin máscaras de gases estupefacientes: raw, a cuero pelao en la distancia de los dedos escindidos de sus neurotransmisores sin retoques o modificación moral de tactos. “Así es más difícil, men, así quizás no me estrujo igual y casi no me puedo mirar contigo en tus gritos si me vengo”, dijo la niña escucha macharrán con cuerpo regio cirujano, eso dijo así en el segundo en que el verdugo tocaba botones rojos para convertirlo en animal felino (ahhhhhh), en un cuero malo vía DDD AT&T escapado en fibra óptica más allá de lo perverso.

 

March 7, 2005

Adiós al capullo de alelí: Carta urgente al editor de mis amores

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad

 

Querido editor de mis amores:

SOS.

Hoy es lunes, y repaso la obligación de entregarte los escritos que pactamos.

En ese proceso de la memoria y el olvido, rebobino y suelto, acho, pero no encuentro el camino adecuado para someterte un tema.

Así que, chulería en pote extra mega crispy, te solicito encarecidamente ayuda alguna.

Puede ser que la culpa del impasse este del tapón la tenga un grupo local de rock en español llamado Circo.

Esta mañana venía escuchando la voz de Fofé por radio y el reguero de las baterías y las campanitas metálicas que sonaban detrás de las guitarras y ese desastre que se forma en el teclado que manga blanco y negro mi pesimismo y mi vagancia. SHHHHH. Se oía hasta la estática.

El tipo, cantante calvo él, me dice de cantazo "¿Qué es lo tuyo?", "¡Muestra tu orgullo!", "¡Lánzate, sal del capullo de alelí!", y yo me quedé pasmado frente al guía del Toyota, como quien no quería la cosa, renegando de todo ese mejunje rosa viejo que aprendí.

No sé, más arriba dice él que ha sembrado un árbol místico en el cielo de mi boca, y que en esta depre mala carretera puede ser que no tenga nada; nada en mente letras por encargo para ti.

Manny, Piel de Cristal Aujourd’hui

March 2, 2005

Saliva de caracol o la lentitud que cae y nunca cesa

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en desvío, fragilidad
Estancado en la baba de paso lento de la boca mía hacia tu cuerpo prohibido, un chamaco que se seduce de carro a carro en medio del expreso y nada que hacer con los poros suyos al momento de reimaginarlos por el retrovisor Toyota Echo 2005, pequeño maquinón para la derrota de la transportación pública que nos negamos ambos en el ascensor hasta llegar al apartamento, justo después de estacionarnos en la posibilidad de que fuésemos lo únicos con antenitas de vinil, y que no importaran los demás, ni allí, ni por teléfono, ni en el proceso de desamarrarnos las correas de la lujuria remojada en vino rosé servido en copa de cristal de roca barata; nueva adquisición de dildos de carne y hueso durante los paseos jogging Todo a Peso para poner en pausa soledades aburridas, muy ejercitadas con puntualidad absurda en el Parque Luis Munoz Rivera del Viejo San Juan a la hora del almuerzo.

 

Una cama bien tendida y los trapitos al sol frente a frente un alarido de sorpresas reprimidas por aquello de las enfermedades contagiosas que no retiene el látex ni soporta fuerza de cara; esa virtud puertorra sata de estirar la confianza hasta que dé asco por las mañanas laborales con prohibición de cervecitas frías.

Hoy, alabé la escritura desencajada de una tipa santurcina que decía más o menos esto mismo en página de semanario socialista, crónica de infidelidades y retahíla de arrepentimientos que no lo son si no fuera porque me espera en casa un macho desprendido de complejos penitentes pero muy cuidadoso de poner en orden las toallas -que conste- siempre exprimidas a máquina junto a un lío de papelitos de lavanda. (Ellas siempre salen muy calientes y felices; pero hay que doblarlas para que no provoquen alergias vespertinas o se arruguen). El cómplice marido.

Eso es así, un contrato de por vida hasta que canse; un pacto de miradas puestecitas más allá de axilas bien cuidadas, labios pequeñitos que piden más babilla lean y cositas decoupage en las mesitas de la sala.

Cómo va a ser, preguntaste, y yo te dije pues…, parados, por supuesto. Uno frente al otro verticales en el piso con losetas a la vista y un caracol pereza debajo de las grietas: un amante acorazado con silencios adornados a la usanza de miradas tiernas y la lentitud de esta muerte en vida que no cesa. (Foto del huerto bonsái del amigo Scherzo)

March 2, 2005

Testigos del contagio

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad

Hay un cuarto oscuro lleno de sidosos y entro yo, el sano, a ofrecer mis amores frustrados a los natimuertos. Estoy decidido a dejar que impregnen mi verga con su saliva virulenta. Ingreso, me recuesto contra el lavamanos, y modelo veitinueve pulgadas de cintura para hacer ruido en las tinieblas. Segundos más tarde, he sido escogido por el macho bello de la camisa de rallas blancas. Me mira fijamente y dice con los ojos que será un placer desabrocharme. Así lo hace. Cierro los párpados, siento su mano decidida sobre mi pellejo lubricado. Se agacha. Abre la boca. Me transfunde.

 

Los demás han hecho un alto. Se acomodan a nuestro alrededor para ser testigos del contagio.

 

Este fragmento pertenece a una carta inédita de la colección Cursi, kitsch y queer: correspondencia cibernética, que será publicada en San Juan pronto por Ediciones Vértigo.

 

February 24, 2005

Chica pinta entraña enchaquetada

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad

Claudette City, Balcón del Mar. -Pasé la página y me topé con una entraña musculosa dibujada, un acto de amor que me regalaba de un brochazo la pintora.

Decirlo hoy, ya todo es política y reproches, así que banal se queda; bien museo conmemorativo de memoria.

Otro intento: Quizo que fuera vegetal carnívoro, como las flores espinosas.

Me lo confesó, y luché contra su fanatismo parcializado hacia marcianos, que son carne de rosas y raíces de cordero; un mejunje de plomo con madera y tintes esperanza.

Pero desde que salió por tv, en vivo y a todo color, emitida desde el Monumento al Jíbaro con Pantojas y Osvaldo Ríos, Chona, La Puerca Asesina, tengo perdida esa apuesta de atrasada.

¿Cúando se hizo tan difícil reconocer la belleza que despide la portada, su pintura, el poder decírcelo sin hipotecarnos el futuro profesional de ambas?

Por último: Pana, ¿cuánto cuesta una cosa de ésas, por ejemplo, ésa que tienes exhibida ahí. Esa misma entraña enchaquetada?

"Las llamo ‘entrañas’ pues intento hacer metáforas orgánico-sensoriales a través de las formas dibujadas, las cuales hacen referencia a formas un poco viscerales pero también encontradas en otros ejemplos de cosas vivas, como la botánica. Son un tipo de anotación de sensaciones a través de estas formas orgánicas", dice para una revista local la chica que pinta entraña enchaquetada.

February 24, 2005

El salmón y la corriente, otra cosa

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad

San Juan, Puerto Rico. -Me aclara una amiga del alma que lo que pasó fue que nosotros nos quedamos solos.

(Puede parecer una cursilería retro hacia el gran tema de la S., y lo es).

Entonces, que cuando todos los demás regresaron de allá afuera, pues que ya nuestro lenguaje íntimo excluyente aquí estaba.

Fofé dice que
una cosa es ser salmón
y nadar es otra cosa.

February 17, 2005

El rímel tiene la culpa de los pugilatos o apreciación new age de las mierdas de la vida

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad

Una reacción violenta del otro puede dasarmar al uno hasta el punto de tornarlo inútil por un instante.

Esto conduce a la conclusión inevitable de la fragilidad del uno, esa cosa transitoria tantas veces reinventada a imagen y semejanza del deseo del otro que el uno quiere atrapar pero que siempre se le escapa.

Entonces la respuesta puede convertirse en garrote hecho palabras malas.

Hablo de un cantazo en plena nuca lanzado con el rabo del ojo, que se arma de valor para la batalla campal, pero que pronto regresa vulnerable a su condición de base de pestaña chamuscada.

Insisto en que la culpa la tiene esa manía de pintarse el área lineal que separa la carne moribunda de la vista futurista ilusa con un lápiz orgánico.

Al fin y al cabo, resulta que el rímel, madero entintado de la vanidad, después de los jadeos espasmódicos del encontronazo semiapocalíptico, es ahora el acusado.

Así es que se evade la responsabilidad personal de la culpa que -como ha dicho el cursi poeta uruguayo Mario Benedetti- siempre es del uno cuando no enamora.

Vendrán entonces las razgaduras de velos, los mea culpas, y -según recomiendan los psicólogos new age con complejo de predicadores evangélicos- pues irán llegando poco a poco los fáciles perdones.

Hay gente que no es así, eso me consta.

Esos otros, según la taxonomía de la Escuela de Tijuna son como cactus, flores del desierto que sobreviven sin agua; sólo con gotas de sal reducidas a moléculas envidiosas de escarcha.

Esos, como hincan por predeterminación vocacional terrible y errada, están hincados, se sabe, más no doblan rodillas por miedo a desbocarse.

Han jurado permanecer estoicos ante el descalabro y simulan no marearse aunque tienen el oído enfermo de Parkinson, señor de las tinieblas sanjuaneras y el desbalance.

No hay sermón que logre curarlos de paternalismo, generalizado a través de las agujas envenenadas. Tienen algo de sidosos en remisión hospitalizados en el Centro de Latinoamericano de Enfermedades de Transmisión Sexual (CLETS), con sede en Puerto Nuevo.

Están ahí puestos para hincar sustancias extraídas con agujas infectadas con el virus aquella mañana para que nadie pueda usarlos como banquillo eclesiástico donde poder hincarse.

Hoy es jueves eucarístico-carismático.

Hubo un llamado no respaldado a la exhibición procesional del Santísimo Sacramento Consagrado. ¿Qué pasó?, ¿cuál fue el resultado? No me es lícito revelar mis fuentes periodísticas en este momento de tribulación, pero sí les puedo brindar mi apreciación de los hechos ahora cuestionados.

Esta es la pena de muerte de la comunicación pepto bismol rosado (gracias por la imagen al pseudohomofóbico escritor CJ García). Un collar de perros extraviado de su portador y con chapa mutilada donde no puede leerse el nombre del can ni las señas de su amo.

Esta vez el dueño desespera, el perdido es él: su mascota está disfrutando de lo lindo haciendo la pasarela de la calle. "Hay más perras realengas. Qué pendejo, yo que era puta también antes de ser operadora telegáfica, y de todo eso renegaba", dice en un ladrido imperceptible el muy malvado.

February 13, 2005

Conspiración en Il Piccolo Posto

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad

-¿Pudieron cumplir el encargo?
-Bueno…, cumplir…, lo que se llama cumplir…
-¿Qué pasó, hubo problemas?
-Chica, Roberto se rajó en pleno proceso.
-¿Cómo que se rajó? ¿Será pendejo?
-Le entró el nerviosimo y se puso a decir disparates delante de Arnaldo.
-Pero cómo va a ser, Roberto está entrenado para bregar con eso.
-Sí, pero esta vez era diferente, la loca lo reconoció por el porte.
-Tú estás insinuando que Roberto…
-Yo lo que te digo es que el marica lo conocía de antes.
-Pero, ¿de dónde?
-Oye, te cuento ahora, ¿quieres Chianti o Ribera del Duero?
-Ribera del Duero.
-…
-Es que me gusta llevarles la contraria a los italianos.

La difunta Susan Sontag, en la novela En América, agrega: "Yo sabía que en la fiesta tenía que haber cierto número de aventuras románticas y de adulterios, como sucede en toda sala llena de personas ataviadas con estilos airosos y atractivos que son amigos, colegas, parientes. Pero esto, aunque es precisamente lo que una espera cuando se dispone a escribir un relato de una mujer y un hombre, o una mujer y dos hombres, no era lo que esa noche causaba la agitación de los invitados".

Il Piccolo Posto es un restaurante italiano ubicado en la colindancia de San Juan, Guaynabo y Bayamón (suburbio de Caparra) que sirve como comedor chic de la burguesía criolla. Las conversaciones son exquisitas, e impredecibles las conspiraciones… (Ilustración de Roberto Saban)

"La violencia en Caparra es otra cosa". (Guillermo Rebollo Gil, Teoría de conspiración, inédito)

February 11, 2005

Nunca será él mismo: Central Park

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad
Primero me monté en un taxi con Celina hasta Nuestro Teatro santurcino para ver la obra teatral “Papo llegó de Nueva York”, de Carlos Ferrari. Después, caminé con ella frío Central Park, indiscretos viperinos ambos, cruzando las siete mil puertas color azafrán molido que instalaron allí, febrero-12-2005, Christo y Jeanne Claude, antes de embalsamarse ellos mismos arte y revolución como momias sesentosas. Nos parecían banderas del imperio mongol, imagen recurrente de nuestra niñez paralela, que ahora regresaba en forma de nostalgia de leche de cabra cortada con Rinso para ahogar en alcohol de lácteo sustituto las memorias glass de las penas, mejor conocidas en el argot yuppie como la adultez reciente. Lo divisamos desde la ventana del Guggenheim: un enorme gusano de seda anaranjado, interrumpiendo el paso de los estudiantes en busca de grado doctoral en el extranjero para satisfacer las presiones papi, mami y nuestros hermanos egos del espejo; hijos libres y asociados del estado. Allá van los burguesitos libertarios en arrabato de velas, ahora de tela sonrojada girasol, se los lleva el viento invernal de la tecnópolis a la que le hemos entregado el pagaré hipotecario de la baba solidificada (territorio de nuestros contactos académicos) que -en teoría- nos gustaría limpiarnos o adornar con saliva corrosión de los archivos posmodernos. Tranquila, sólo es un camino, dije tipo biónico en cámara lenta. Son selvas controladas por el peso de nuestra inutilidad conjunta, que es el residuo sucio de la nieve, dijo ella. Son los cristales reflectores de los treinta pisos que nos unen condominio en carta zodiacal hecha a golpes de centella y salpicaduras humanistas fustré de agua y aire: octubre y febrero, los dos meses que nos prometimos aquél día y no cumplimos. Luego vino la lectura de Calvino en aquel banco y después el aguafiestas del Gran Khan Arágnido, fantasma de billares sanjuaneros, que nos ofrecía Pretzels insalubres y hongos negros al contado. Y se alzó el chorro estalactita de la fuente Las Américas, que sobresale de la concha acústica de las distancias que nos inventamos por teléfono para reconocer en medio del tapiz de los franceses algún seto que no fuera peligroso o movedizo; prácticamente una letrina de cariño alquilada para la inauguración del Proyecto de arte público Más Grande del Mundo demostrado al mismo centro. Never mind, yo voy a proveerles a las autoridades de la Oficina de Parques Nacionales, a Jorge Santini Doña Fela Michael Bloomeberg, las maquetas de nuestra bellaca relación con la ciudad, unas cuantas hojas secas que les arrebataste a los empleados de mantenimiento, un café expresso derramado, cuatro adoquines viejos que son brújula hasta dónde de premios y desequilibrios contractuales con mi cuerpo el tuyo y el de alguna que otra Pepa. Me quedo con la palanca atorada de la transmisión esvielada de tus autos ahora que bajamos al subway con la misma pinga del vecino colorao en mente. Pon el ticket alante para que nadie se maree con los cantazos de la máquina plateada, que la devuelvo luego de la transfiguración de los atorrantes choferes. No puedo arreglarla de inmediato, pero la conecto artificialmente en el jardín del zoológico del MoMa. Van Gogh es Changó que en la plaza de la universitas riopedrense sana y salva. Si me la pides, tecata de Andy Warhol Warehouse, y con tu voz de trueno 9-11 la conviertes en un chip desimantado, quizás en una llave de mercurio rojo temperamental que la salde, entonces te la regreso cuando termine la contemplación y empiece el próximo ejercicio de respiración artificial propiciatorio del siguiente mountain climbing en pareja tú y yo, querida, y con los dueños del circo. Prepara el lío y la chaveta con la manteca que nos une, que nos vamos a hacer hiking.
February 11, 2005

Notas sobre la ceniza (de j.a. bonilla)

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en extranjería, fragilidad
El amigo escritor j.a. bonilla recibe un e-mail telefónico en el tapón del Viejo San Juan, se embadurna en la ceniza de un post anterior, "Ash Wednesday", y responde:

 

Acá el catolicismo es un badtrip en la (in)conciencia esclerotizada; la mancha de la derrota en la frente de los vencidos. Casi tengo ganas de mirar con ternura, de apostar por un papa decadente, por un cristianismo holográfico proyectado en las tetas de adolescentes inocentes, prístinas como el agua bendita. La caricia traicionera de la esperanza, ese dulce adormecimiento de los días, el polvo en el escritorio, la convocatoria de las paredes, la brisa en el jardín de Casa Blanca, este ICP tan lleno de gracia, todo ahí de antemano, esperándome tanto que un día no había agua y sembré un mojón en las flores. Un instante Jean Genet que me dejó el esfínter palpitándome de alegría. Este miércoles pasado, tan solemne, recordé ese momento de mi biografía anal; alguien debería sentarse a escribir algo sobre la relación entre el catolicismo y el culo. Polvo eres y en polvo te habrás de convertir. No por nada una de las ramas más importantes de la teología es la escatología. Todo es un elaborado silogismo del estercolero. ¡Pobre Cristo que tiene a los protestantes como únicos representantes de la subjetividad moral! Casi se me ocurre llorar para que los compañeros evangélicos se crean que mi alma guarda el eco de la fe. La irrelevancia es la única aspiración legítima. Es fascinante que recibamos al senador Rosselló el primer domingo de Cuaresma, un signo de los tiempos, de los últimos tiempos. En el futuro los profetas brotarán de las grietas de las piedras y el cristianismo será una pastilla que pediremos por la red para acompañar nuestra dosis de Prozac y Ritalin.

February 10, 2005

The Thursday After

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad
El amigo epistolar en los tiempos del e-mail, Félix Jiménez (autor de los libros de crítica cultural "Vieques y la prensa" y "Las prácticas de la carne", 2004), contesta el post anterior, "Ash Wednesday".
En la ruta hacia el matorral conocido, el sudor se hacía polvo hacia la bemba que no probaba bemba el miércoles por su meticulosa prohibición a los rosados que delataban poco ardor, y solamente se prendía en fuego ante las rojas bembas rojas, los coloraos protuberantes que prometían sangre con espinas y cruces con clavos, y al llegar encontraba siempre esos miércoles las cuarenta razones que le imponían con la sutilidad de un cruzacalles la fiesta porosa, la patronal de la carne hasta el sábado inmenso de su gloria. Allí los sementales con calcomanías de niños en sus suvs se internaban para gozarse hasta el cabo lo que las matronas les negaban tras los cristales. Aquí todo se iba a romper, por fin. Para el bien de los demás, se dio, cedió. Cada estocada se dibujaba en el escaparate del fuego. "Nunca he estado en Amsterdam", pensó, pero pensó también que debe ser así, aunque sin fuego ni insectos ni inocecias, y con mucho menos pelo en pecho.
February 9, 2005

Ash Wednesday

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad
“Bordeó el corazón la razón con unos besos de ron y miel”, cantó la española Bebe encapsulada en un Toyota Eco blanco con aire flamenco, motivo suficiente para no arrepentirse de nada antes de cruzarse la frente con ceniza de palma chamuscada, excepto de las miles de veces que no bebí (pegar la boca en la fuente dicen los chamacos de la Escuela Intermedia Juan Ponce de León en Juan Domingo de Guaynabo) de sus bembas chulas por miedo al contagio de la vilarcia, enfermedad de la vaca loca del siglo XIX que liquidó a Vicente Carrasquillo, abuelo rumiante de la locura y malas trampas contra extraterresteres instaladas con carnadas de criptonita disimulada entre los helechos gigantes del monte de Yuquiyú, colindancia inscrita en el Registro de la Propiedad hacia el barrio bosque tropical de mi infancia. Tampoco se pide perdón en febrero por la crisis que aturde al ser después de saltar las fogatas de la Candelaria. Mucho menos por las horas perdidas observando la descomposición de la carne en las neveras de supermercado los viernes de Cuaresma. “No hard feelings” relacionados con el complejo ortopédico de enderezar meniscos quebrados. Al carajo la culpa que cincela la mediocridad estándar, la imposibilidad de saltar en jet ski turbo los anillos de Neptuno para llegar al epicentro de la feliz clase social protegida veinticuatro siete por pastores alemanes. Nada de eso, la marca gris que pinta los corazones asesinados de los hijos de Aureliano, el general garciamarquezco, pasa a ser símbolo de la ceremonia sempiterna de acostarse sin lavarse los dientes de leche y permitir que el mal aliento del demonio susurre sueños negros: “Esta noche, cabroncito, pongo en ley de quiebras la venta de tu alma”. Todo a la vez, Lucifer “revolvió su calor con su voz”, según las profecías de Bebe, y el resultado le sirvió como guión de película irlandesa protagonizada por Elijah Woood y Edward Burns, con mafia y persecusión sangrienta, porque, al final, cuando el cura de Saint Patrick’s Cathedral en Manhattan los puso en fila para que salieran de la iglesia extenuados por el tufo a carnaval, o el mismo bacanal carioca versión boricua cruzado con concierto en Hato Rey de Duran Duran, el gángster supremo, Cristo vestido como Subcomandante ojos verdes de fatiga, empuñando güevos metralleta, les recibía con las heridas del pecho; el látigo de su absoluto desprecio moralizante y postmundano. Pasen penitentes, un año jubilar con Papa moribundo. 2005, 365 días de lavatorios del alma con orín de serafines. Paso, señores, porque no soy digno de entrar en ese rancho anti-Marlboro donde van al matadero por igual los vaqueros musculosos y los cuernos nacarados de los toros. Por más invasiones de terreno como aquéllas la Mayra Santos le prende una vela a Adolfina Villanueva. Cuando allá se pase lista, no voy a las bodas del Cordero, Damian, pero al menos desde acá me hinco en tu recuerdo elemental e imploro: “Apocalypse Now, please. Ohhhh my Gooooodness, ¡qué jodido estoy yo y que asco me da el mundo!”.

“Because I do not hope to turn again
Because I do not hope
Because I do not hope to turn"
-T.S. Eliot, Ash Wednesday (Fragment)

February 5, 2005

Un amante mejor que Jude Law

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad

Regreso al fondo aceitoso del quinqué de casa, una cuevita de vidrio rellena con semillitas rojinegras que no flotarán nunca, como yo, que ando exhibiendo mis mejores galas de ambos lados de la frontera de la maldá. Una empieza en la portada de Magic seeds, la nueva novela de Naipul que ahora devoro, justo al salir del cine de Plaza, donde no pude resistir las ganas de comerme a un actor inglés peludo que se grajeaba disimuladamente con Jude Law, un renacuajo rubio fabricado por Hollywood que lo mismo se eleva con pantaloncitos blancos de jugar golf en la cubierta de un velero en Venecia postoturistal o se anuda la corbata Armani frente al espejo de su desolada perfección. No hay cara más bella. Pero el que me lo para en el carro de vuelta a casa mientras lo pienso dos veces antes de devolver es el otro, un grandulón que no tiene problemas en gritarle a la Julia Robert que le diga la verdá, Closer, porque en el fondo de la botella repleta de peronías negrirrojas lo que se observa es un salvaje macharrán. Dermatólogo al fin, según el guionista, alardea de destripador, ¿cómo es que se dice?; de experto deshollinador de pieles sumisas, que se le van entregando poco a poco en el nacimiento del poro sudoroso para complacer su morbo de tacto Azrael. ¿Quién fuera diablo entonces, ángel caído, un torero venido a menos criatura del Loco afán apodado Pedro Lemebel?

¿Quién pudiera comprar pasaje ahora mismo de San Juan a Londres para meterse debajo de las bombillas de película, más allá de las sábanas blancas -más cerca- en la mentira de la segunda frontera de la maldá, sólo para entregársele a él?

February 3, 2005

Tanti auguri, Pidoki, y mucha felicidá

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad
Nadie se atrevió a cortarle la maranta el día de su cumpleaños, pero se lo habían recomendado detrás del set, por aquello de que portaban encima el brochure de la más reciente campaña de salubridá nacional. Ella, una damita superhéroe con las greñas pintadas de rosa, acabadita de salir de un cuadro Pepto Bismol pintado por Marimater O’Neill, igual que las paredes de su casa virtual, decidió no hacerles caso a los avisos y tirarse a la calle a buscar follón. Fueron tres los tequilazos que se le ofrecieron con sus respectivos pase usté: Guille, Mara y Manuel, cada uno brindó con jugo de uvas blancas, porque los mayores decían que el White Zinfandel, en versión alemana original, daba vómitos y acidez. A ella no le importaba, Pidoki pidió uno de esos también. De madrugada, hicieron zerrucho, le pagaron el g-stro de espandex al estriper y se entregaron todas las divas -una peluda, que conste, había una bestia peluda lo más aquél- a la maldá. La música de fondo era cortesía de Radio Universidad, un homenaje retro que de seguro la tipa se merecía desde el año pasado, porque una pinga alquilada no viene mal en tiempos de escasez. Aquellos tiempos eran de disolusión salina también, según el anuncio publicitario que repartió a final del semestre pasado en la universidad el Taller del Discurso Analítico, con sede en La Puntilla, Viejo San Juan; una cofradía postemplaria con ascendencia rosacruz que se dedicaba a subrayar en magic marker amarillo las obras ocultas de los estudiantes amaestrados por Lacan; unos panfletos mecanografiados y tachados con Liquid Paper que vendían a dos por peso en la librería La Tertulia. Cuando "El Buki" cantó lo suyo, aquél bugarrónico y profético "No hay nada más difícil que vivir sin ti", a través de la vellonera de onda corta de Yahaira, todas estábamos locas de contentas, borrachas de fraternidá, porque éramos reinas batuteras con botas de cuero blancas y Pidoki podía, ahora, esooooo, perra, garabatear el release que la autorizaba a casarse otra vez. Sin embargo, envidiosas que somos, tacas de Frívola en mano, exhibiendo camisitas en seda blanca de cuello chino que le robamos a la institutriz (M.C.P. Diane Keaton), ataviadas con los collares de Millie Gil, nos disputábamos el padrinazgo del segundo bebé. No importa, al final, descorchamos par de cajas de latas de Coca Cola partimos en rajas limón y gritamos Viva Cuba Libre. Mara se encargó de los sándwiches de mezcla de espárragos y creme cheese porque los pimientos morrones no la dejaban toser bien. Yo puse música country que saqué del I-pod, una compilación exquisita de bachatas de Fernandito Villalona que me había recomendado por internet una usuaria de Messenger que conocí ayer: Rita Indiana la llamaban los fans, "La Larga Esa", le decían a esta otra tipa que habían arrestado hace tres meses en el Nevado del Ruiz por estar predicando ernúa en aquella frialdá que la salvación llegaría en vasitos de foam repletos de Tres Pasitos con Kool Aid. En la novela Papi, donde queda constancia de todo esto para la posteridad de los tataranietos de todos nosotros, pero sin piñata en forma de unicornio corcel, había un sustituto del curare que nos tomamos a sabiendas; una de Cielito Rosado muy facsímil razonable. Allí, en aquel novelón clandestino transcrito en Nueva York, el polvillo que los unía a los panas hasta el último viaje hacia la eternidad era color chinita; era un pote de plástico grande con tapa verde-merienda lleno de cristalitos de Orange Tang. Después deso, cansados ya, retratamos para el álbum aquel amarnos al alba, aquel tirarnos un eructo colectivo, aquella cosa de vivir el momento Playero cogidos de las manos renegando de las superficialidades voceadas del ser y el a veces no querer estar.
February 3, 2005

Las llaves, Pac Man, ¿no oyes que están tocando ahí?

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad
La mucosa le nublaba la sien, que le latía en desorden porque, según le había explicado el otorinolaringólogo, las válvulas que impulsaban pa fuera el gel blancuscoverdoso se le trancaron un día, rompieron el mecanismo que lo protegía del flu, se enchismaron con él y, para completar, se negaban a abrir. Nena, busca las llaves, traeme las Comtrex. ¿No oyes que están tocando ahí? Es una pena que le bajaran los mocos de repente, justo en el momento solemne en que le tomaban la declaración, porque entonces no pudo responder honestamente el interrogatorio del Inspector de Notarías, un tal Papi, dominicano residente y metrosexual, que había llegado a la oficina temprano para que rindiera cuentas por el desmadre. Nada de simulacros, tenía que ser él mismo frente al tribunal, y no había pelucas blancas. Nena, busca las llaves, traeme la Benadryl, ¿no oyes que están tocando ahí? Había aceptado el caso de Rita Indiana Hernández, una intervención pro bono per se para complacer a una madre soltera larguísima que huía de Papi y se hacía pasar de madrugada, cuando se atragantaba con drones de aceite de oliva y mangú, por el representante de ventas automovilísticas: el señor Clavell. Las llaves. Hay que buscarlas, nena, traeme el vaso de agua fría y la Benadryl. El inspector, con fronte de Papi, hay que recordar, se colocó en la butaca del medio, sacó el Código de Ética y comenzó a recitar de memoria los papeles del copyright: "Pa, pe pi, po, pu". Eso se deduce, murmuraba, después de pensarlo dos veces, Rey Emmanuel. Papi, yo te lo dije con tiempo, yo te avisé que me las trajeras a las diez en punto porque ya era evidente que la tipa clienta "tenía a la azafata amenazada contra la puerta del baño dándole piquetitos con un cuchillito de plástico azul celeste y luego se abría paso con un cortauñas hacia la cabina". Papá, ya era vox populi, en la cabina del capitán ya se sabía lo de las llaves y lo del clóset, y ya era trés tard para calentar la cera del sello, pegarle el membrete judicial y proceder a firmar. Ahora, nena, te jodiste, dijo Santa Morrónica Volonterry, la cortaguevos encapuchada, porque cuando regresen los monstruos de la infancia en caravana a reclamarnos lo suyo, y no tengamos la pistola control remoto en la mano para dispararles, Pac Man podría resucitar y la división crítica de sus dibujantes se va a encargar de que se trague una a una todas las Comtrex genéricas negriblancas que se hacen pasar por Benadryl. Acho Papi, men, reacciona: sin llaves, fuera del clóset y con estos mocos saliendo a propulsión a chorro; ¿qué carajos vamos a hacer?
January 30, 2005

Aquí o allá abajo

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en extranjería, fragilidad
Hace tiempo que la idea de que el mar reunía desperdicios para liberarse de ellos, que había leído de prisa en una novela granada de fragmentación de Antonio Lobo Antunes, le daba vueltas en la cabeza. Tantos libros que leer parecidos a Buenas tardes a las cosas de aquí abajo, y paseos por inventar en la Ashford invadida por el mal gusto de la estética Starbucks, lo mantenían ansioso. A pesar de las distracciones masculinas que rondaban el bulevar con la excusa de sacar a pasear perros insignificantes, era mucho más proclive a la estupidez de sentarse a ver el espectáculo del vaivén de las olas en la terraza del hotelito Atlantic Beach, ceremonia para la que esperaba la aparición invariable de las seis de la tarde, hora exacta del toque de campana para el Happy Hour. Cerveza Corona en mano, ubicado en la mesa que le daba acceso directo al panorama de la pasarela de machos extranjeros que se reunía a observar el paso de garza de los bugarrones del patio, se acordó de la última discusión con El Psicoanalista, su hermano: "¿Pingas rosadas?, ¿que a mí sólo me interesan las pingas rosadas?, imposible, tú, mejor que nadie, sabes que yo no discrimino a la hora de llevármelos a la cama". No tenía claro que se engañaba. Hundió el limón partido en la botella, preparó el cigarrillo de turno y volvió a la carga mientras se fijaba en el señorito cuajado de ébano y con uñas largas: "A ver, pendejo, ¿con que te fascinan sólo las pingas rosadas, con que ese es tu trauma?". "Pues no, imposible, vas a probarle al espejo que a ti también te caen bien al estómago las vergas apestosas a negro, las trancas amoratadas". De inmediato, escondió el lighter, el negrito de las uñas largas no había notado el truco de que no fumaba. El plan consistía en atajarlo de improvisto, cuando pasara por allí para ir al baño: le espetaría el discurso clásico, un "Oye, ricura, ¿me prendes el cigarrillo?". No pudo explicarse de dónde sacó valor para arrojar la pregunta cuando se completó el pacto imaginario, pero al tirarla al medio, en abrir y cerrar de labios mamones sincronizado, sólo se oían las letras de la novela que lo habían taladrado. El negrito de las uñas largas hace la llama "y el mar a la izquierda, el mar allá abajo siempre a nuestra izquierda, con un alfanje, un cuchillo, una escopeta de caza antigua", y zas, El Psicoanalista que lo vuelve marisco enlatado listo para ser desangrado de tinta, descuartizado él -cabeza de pulpo- por las uñas largas aquí mismo o allá; un poco más abajo.

 

Versión de Leo Frank de otro encuentro, de otro blogger, con Lobo Antunes:

Breve y ficticio encuentro con Antonio Lobo Antunes

Entro en la noche calmada de un parque lisboeta sentándome en un banco. Junto a la luz de un farol que me cae en los hombros y suaviza mi figura, ceñida aún por el abrigo con que abotono el frío. Una luz que da claridad a mi pelo trenzado, rubio, desteñido… pero que contrasta mi frente con una boca sin color que se inclina grave en los extremos de un rostro sin expresión, ausente. Como de alguien cansado, viejo. Silueta de un flaco sin hambre cuya piel se estira en los huesos, se arruga en labios y nudillos… o alrededor de unos ojos que miran inquietos, curiosos, los pasos que se aproximan o alejan, las voces de sílabas aisladas que me llegan y cubren poco a poco el cielo de la noche. Unas voces que saben tal vez que todo está perdido para quien, como yo, se siente más de este otro lado… Y lejos, irremediablemente lejos de los hombres. De quienes huyo como si fueran sombras extrañas. Ajenas a mí. Desconocidas. Cuerpos alargados, dispuestos en curva, que salen de la oscuridad nada más que para volver a entrar en ella otra vez. Algunos fumando un cigarrillo, otros arrastrando un perfume repugnante, pegajoso, que extienden sobre el olor del siguiente cuerpo. Mientras yo, sobresaltado, retrepo un poco más la espalda en el banco y señalo a alguno. A éste, por ejemplo, que al pasar me mira de reojo pero que al ver mi brazo extendido se detiene un momento y pregunta: "¿Fuma?" "Si tiene usted…" "Naturalmente". Y extrae de la arrugada cajetilla el filtro del cigarro que yo tomo con dos dedos. "¿Fuego?" "No, ya tengo. Gracias". Y el hombre me dice que sí con la cabeza y se sienta él también. Y fuma de su cigarro. Una calada, dos… Y me mira, gordo, más gordo a cada mirada. Fingiendo de vez en cuando una pequeña sorpresa… como cuando ve las tapas del libro que tengo en una mano. Acomodándose una pierna en la otra, pero manteniendo una posición rígida, adusta. Fijos los ojos en mí. Arrugando una boca que parece masticar alguna palabra. Al fin, dice: "Los libros no son escritos para ser leídos, sino para ser vividos". "¿Usted escribe, verdad?" "Sí", le contesto. "Pero poco y mal. No soy constante. Me falta disciplina, método…", le aclaro. "No se explique; no hace falta. Le comprendo muy bien, créame", me matiza. Y yo pienso que esta noche el frío y el sueño deben darme cara de enigma, o de letraherido o enfant terrible de las letras porque, al rato, este hombre, añade: "Una novela es una cuestión de trabajo que no se escribe durante las noches o en los fines de semana. Una novela exige que se pase todo el tiempo con ella, sobre todo para corregirla, algo que cuesta mucho más que escribirla. Si quieres hacer prosa, no puedes hacer nada más…" Y dicho esto alza exageradamente la pierna que tiene cruzada y se pone en pie, trenza sus dedos gordos y limpios sobre la barriga, y sonríe… creo que satisfecho de sí mismo. Yo, sin embargo, lo miro con mi cara seca, gris, con algunos huesos marcándome pómulos y mentón. Sin decir nada. Sin esperar nada. Hasta que el extraño hombre me tiende una mano y dice: "Disculpe, no me presenté. Mi nombre es Antonio… Lobo Antunes".

Escrito por Leo Frank a las 21:08 ¶
comentarios (1) comentarios
http://vertical286.blogspot.com/
 
January 29, 2005

Tedium vitae

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad
Al salir del periódico, la diva estructuralista Mara Pastor habla con uno de los prensistas, Aldo Pellegrini, siempre preocupado por la construcción de la destrucción: "Amantes de fuego, predicadores de nieve, los reflejos me preceden, las sombras me siguen. En ese largo camino en pos de las palabras me descubro habitante del sobresalto y del desorden". Comentan que los sábados, cerca del carrillón intermitente de la torre, un grupo de bloggers-to-be, entregados al culto de Dora Ricardo, que es Mita pero anglo, está discutiendo la novela retro Litoral; una que Palés Matos dejó en blanco. Cuando Marla lo sepa… Escucho la disertación, mientras descanso en el auto y pienso en la vieja, que está sola en El Yunque, limpiando las casas de los hermanos difuntos, interpretando con soltura y tristeza el papel de heredera; mudándose de cuarto en cuarto. Ahora tiene para ella, a su libre disposición, en plena calle Triunfo, una de madera y otra de bloques, más la humedad y los negros usucapientes que la entretienen. Les da pesetas a los niños para que compren dulces, y en el proceso los regaña, esconde la lata de Bud Ligth detrás del tiesto de buganvilleas (las favoritas de Juan y el primo perdido que todos desconocen como Sixto) y sale a ponerle comida al perro; siempre casera. Realiza toda tarea al compás de la música del ayer que ofrece la banda am y con eso delata que es maestra pensionada. La pone a todo volumen. Casi está sorda, pero si le dejas mensaje te contesta: al menos escucha las voces altas que le reproduce, tiempo después de las llamadas, la fiel grabadora que compró en WalMart. Riega un poco de Clorox para lavar el seto, patio de atrás, paseo real de iguanas y ratas. Manda a comprar a la tienda de la esquina un pote de salsa Criada, que también usa Gloria, para poner en su estufa petite el caldero que hace crecer el arroz con pollo. Siempre lo bautiza con cerveza antes de que se seque, despúes de agregar el jamón y sin que los comensales de siempre (la Madre Ausente, el gigante, la Contable Del Medio, el boquitas negras…) se den cuenta de que el calor evaporará los grados prueba. No me despido sin decirles que en junio 16, todos los años de sus ochenta, celebra las fiestas de la patrona del pueblo riograndeño, oh dulce Virgen del Carmen, patrona de las místicas viejas, cuídamela, no permitas que me la fracture de cabestrillo, o me la postre en la cama, la artritis reumatoidea.
January 14, 2005

Counter de enfermeras

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad

El negro no puede llegar porque está en la sala de intensivo.

Los chupones que se conectan a las máquinas cardiacas emiten chillidos por latidos, una alarma perforadora de tímpanos que grita y calla.

A cada rato llega alguien que cambia sábanas, una segnora toma la temperatura, otra observa su vulva agrietada y no distingue disgustos en las caras.

Este es el tiempo de las úlceras. De las pieles colgantes. De los huesos astillados. Este es el tiempo.

Hace frío y el negro anda abrigado.

No le toca examinar el pulso pero agnora. Agnora jugar a parir y acariciarlo.

January 14, 2005

Matriarca

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad

Tendida, ha ordenado que no se prenda el televisor. Está cansada. Sus músculos mueren con el paso del segundo, su voz ya está apagada.

January 14, 2005

Dolor de pecho

Por: Manuel Clavell Carrasquillo en fragilidad

Hay una enfermedad, que describe Eliseo Alberto en Caracol Beach. Es una cosa en el pecho que provoca el tabaco. Y en las encías, que se van pudriendo.

« Previous Page
BloGalaxia
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 2.5 License.
cash loans till payday service north dakota cash advance payday loans software south carolina cash advance payday loans fast cash payday loans in advance kansas city payday loans and cash advance loans cash loans net payday till cash til payday loans in atlanta cash loans payday cash loans payday loans quick cash instant payday loan fast c utah cash advance payday loans fast cash personal loans personal cash loans cash loans for car titles no fax payday loans online cash advance loan sonic cash fast cash loans united cash loans instant loans cash easy cash loans emergency cash loans unlimited secured cash loans unsecured student loans and cash advances payday loans online cash advance loan large fast cash loans payday loans national cash advance bad credit payday loan payday cash loan online payday loans payday loan p check advance paycheck payday cash loans charlesto military loans payroll cash advances for armed forces fast cash advances payday loans small cash advance loans missouri cash advance and payday loans fastbucks instant online payday loans fast cash advance instant cash loans cash advances advance cash online payday loans pre online emergency cash loans investor quick cash loans online cash payday loan online payday loans online cash loans for military personel advance cash payday loans online loan small cash loans instant decision fast cash loans advance cash payday loans online cash advance loan payday cash loans fast usa only same day cash loans cash loans 5000 online payday cash advance instant loans cash loans with bad credit and no job cash advance payday loan online loans no fax payday loans online b cash advance b loan cash apply fastest payday loans online abbeynational cash loans military loans online payday loans cash a1paydayad nebraska fast cash loans instant payday loans online cash texas cash advance payday loans software washington cash advance payday loans software no fax payday loans faxless payday advance no fax cash payday loans advance pay day loans online cash advance quick cash advance payday loans bad credit cash advance las vegas payday loans paycheck advance online cash advance payday loans online cash advance payday almost instant cash advance payday loans payday cash advance loans online payday loans cash advance online payday loans military loans cash loans for less than perfect credit new jersey online cash advance loans delaware cash advance and payday loans cash payday loans online no fax cash in 1 hour payday loans cash loans against auto title cash advance loans no fax cash out loans on vacont land in florida new improved payday cash advance loans payday cash loans no faxing all online get cash auto title loans cash advance loan illinois payday loans online cas cash loans mortgage paid business travel hotel emergency advance payday hold personal check cash loans cash advance loans cash loans instant cash loans f cash loans net payday til advance cash fast in loans online payday quick until payday loans online b cash advance b loan cash advance chicago preferred payday loans cash a pa auto title loans for cash payday loans payday cash advance cash advances online payday christmas cash loans for holiday small amount cash loans online payday cash advance loans payday loans or cash advance pays and free first time payday loans online quick cash advance no credit check no faxing cash loans cash payday loans 1500dollarstoday com check cash advance payday loans online cash advance cash advance payday loans software html fast cash advance loans till payday fast cash loans home easy payday cash advance loans online payday advance pay day online cash loans searches fast cash advance loans no faxing required payday loans paycheck faxless cash advance quick online minnesota cash advance payday loans software cash advance payday loans today cash advance mortgage car loans computers no fax payday loans no fax cash advance faxless payday cash advance or payday loans cash time auto title loans cash advance and payday loans internet cash loans no credit check or faxing emergency cash las vegas payday loans paycheck advance iowa cash advance payday loans bad credit fax requirement cash loans instant large cash loans loans online no fax cash advance cash til payday loans massachusetts cash advance payday loans software hard cash loans advance cash loans payday short term free government cash loans online cash loans instant cash loans on car titles fast cash paycheck loans online immediate cash loans your source fastest cash advance payday loans online vermont cash advance payday loans unsecured fast no credit check cash loans abbey national cash advance loans cash loans canadian payday advance faxless apply online emergency cash loans cash fast loans military cash loans fast payday kentucky cash advance payday loans software personal finance cash loans uk cash advance loan bad credit loans payday loan online short term loans cash till payday loan instant new mexico cash advance and payday loans cash government grants loans fast cash instant loans cash loans west bromwich acircordm personal payday loans online fast payday cash abbey cash advance loans unemployment fast cash loans maryland cash advance payday loans virginia cash advance payday loans software payday loans explained cash loans indiana cash advance and payday loans texas cash advance and payday loans cash advance prior payday loans payday loans and cash advance services advance loans instant online cash searches connecticut cash advance payday loans software new hampshire cash advance payday loans software california cash advance payday loans software csfa fast cash loans pensacola and cash advance or payday loans cash time auto title loans arizona bad cash credit instant loans minnesota cash advance payday loans online payday loans pay day fax cash advance small personal cash advance loans guaranteed cash loans online personal loan payday loans cash advance cash advance or payday loans ma nh payday loan online fast cash loans western union kentucky cash advance and payday loans rhode island cash advance and payday loans fast cash payday loan payday loans loan cards cash advance mortgage car loans computers dvd no fax payday loans online for a fast cash advance bad credit cash advance loans overnight payday loans fast no obligation cash advance ez cash loans fast cash loans for people with bad credit fast cash loans washington cash advance in new jersey payday loans online cas no faxing fast cash loans bad cash credit fast loans payday payday loans online payday cash loan preferredpayd emergency cash las vegas payday loans online cash louisiana cash advance payday loans software united cash payday loans north carolina cash advance payday loans immediate cash payday loans fax payday cash advance loan no fax fast loans online cash advance payday loans cash advances payday advance loans quick easy cash loans cash advance loan illinois payday loans online per cash loans westren australia pay day cash loans information on fast cash loans vermont cash advance payday loans software cash until payday loans cash loans cheap loans fast cash cash till pay day loans personal finance cash loans us cash advance money payday loans cash advance payday loans plc e instantemergency personal cash loans approve in minutes no credit fast minutes cash instant loans alaska cash advance payday loans software cash loans sandwell what companies help in quick cash loans right away pay day loans amp cash advances how to overcome cash shortage short term loans north dakota cash advance and payday loans where to get fast cash loans title loans cash sacramento auto pawn rhode island online cash advance loans cash loans till payday online united cash loans football villarreal eclipse everton fast cash loans with no employment verification and no one delaware cash advance payday loans software cash time auto and title loans phoenix cash loans online business hosting web virginia cash advance payday loans cash advance online payday loan payday loans cash loans org pay day til san diego fast cash loans second chance personal cash loans nj online payday loans new jersey cash instant cash loans for bad credit instant deposit fast cash loans advance payday hold personal check cash loans cash out loans on vacant land in florida payday loan online fast cash loans by western union georgia cash advance loans easy online cash loans search apple fast cash personal loans cash advance payday loans software cash loans with bad or no credit maine cash advance payday loans cash advance online payday loans cash advance payday loans no faxing 100 online pay day loans cash advance loans wisconsin cash advance and payday loans payday guaranteed approval cash loans in southeast kansas cash advance loan illinois payday loans online che long beach instant cash loans california cash advance personal loans paydayloanpages com fast payday loans cash advance no faxing required personal loan personal loans paycheck advance need cash payday loans online cash advance 1500dollarstoday abbey national cash loans cash payday military payday loans a1paydayadvancec short term payday problems with preferred cash loans pay day loans cash cash loans for students with a bad credit hhistory fast payday cash loans fast and easy application cash loans with no emplyment verifiction and no credit check payday loans check cash dallas locations cash loans in advance company no faxing western union payday loans cash advan fast cash out loans cash loans for car titles philadelphia cash secured loans fast paycheck cash advance loans online online cash advances payday loan payday loans payd fast cash credit check loans sameday cash wired loans for military fast secured unsecured personal cash loans online uk long tem cash loans fast cash payday loans internet cash advance payday loans cash loans short term fast cash guarenteed bad credit personal loans cash loans for unemployed council tenants washington cash advance and payday loans payday loans or cash advances with no credit check no faxless cash advance no fax payday loans no fax payday no fax payday loans faxless cash advance no fax payday maine online cash advance loans fast cash loans quick cash from mga apply today cash loans in minutes fast no credit check cash loans in australia california cash out refinance home equity loans home georgia cash advance payday loans cash advance nonprofit payday loans all online cash loans sites no fax cash advance no fax payday loans faxless payday faxless cash advance no fax payday loans payday lo quick cash military loans easy no fax cash loans online payday loans by usa fast cash bad credit same day cash loans personal loans need money cash advance florida pre