MENU

by • 02/01/2018 • Desvío, FragilidadComments (0)479

Leyes, instituciones y ‘personas de bien’ al servicio del racismo en los Estados Unidos

Por Manuel Clavell Carrasquillo

De la Redacción de Estruendomudo

Linda Gordon explica en su libro The Second Coming of the KKK que el Ku Klux Klan ha ido mucho más allá de la violencia física para tratar de acabar con los negros, judíos, homosexuales y socialistas en los Estados Unidos.

La autora argumenta que los miembros del Klan han estado infiltrados en el sistema y han usado tanto las leyes como las instituciones del gobierno para reprimir con dureza estas poblaciones. Tanto es así, que de las capuchas del KKK han salido miles de alcaldes, 11 gobernadores, 45 congresistas, miles de predicadores evangélicos, miles de policías y cientos de jueces.

Se vuelve a confirmar la tesis: Los exterminadores no son unos monstruos extraños que se reúnen en secreto por las noches a afilarse los colmillos y quemar cruces en los campos alejados de nosotros; son personas “normales”, de “ley y orden”. La legítima defensa ante estos agresores es una alternativa que hay que sopesar.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *