MENU

by • 10/06/2017 • ExtranjeríaComments (1)1879

¡Por fin seremos gringos! Décimas satíricas de nuestro Jíbaro Residente

¡Por fin seremos gringos!

Por Yankofilo Schatz Rosselló

Especial para Estruendomudo

Aunque es medio tiquismiqui,
Puerto Rico avanzará
camino a la estadidad
bajo mandato de Ricky.
El chiquillo tiene tricky
y se espera que prontito,
concluido el plebiscito,
estemos hablando inglés
y algunos meses después
seamos gringos de El Fanguito.

Todos gringos de El Fanguito,
gringos de honor y de prez
espepitando el inglés
despacito, despacito.
Nuestro acento de “ay bendito”,
no lo entenderán ni jota
los “red neck” allá en Dakota,
mas si creen que hablamos mal,
que escuchen porque es fatal
el inglés de Chiquitota.

Puerto Rico se alborota
camino a la estadidad
este domingo en verdad
nos calzaremos las botas.
Ya cumpliremos la cuota
porque no hay oposición
y tenemos la intención
por ser solos en la pista
de ir vaciando las listas
honrando la corrupción.

Me causa gran emoción
pensar en mi estrella hermosa
incluida en “la pecosa”
desde Utah hasta Oregón.
Y mi abuelo allá en Rincón
hecho un gringo el contrayao,
mis primos en Humacao
más blancos que una sonrisa…
¡Y mis nietos en Loíza
rubitos y coloraos!

VIVA RICKY, VIVA SCHATZ
VIVAN TRUM Y LA ESTADIDAD…

 

happy wheels

Related Posts

One Response to ¡Por fin seremos gringos! Décimas satíricas de nuestro Jíbaro Residente

  1. Pateco says:

    El plebiscito, la estadidad y el Síndrome de Estocolmo
    Por Pateco

    Inventan un plebiscito,
    (la prueba de su jactancia,
    corrijo, de su ignorancia)
    ¡Ay mi gente estamos frito!
    Y hasta se inventan el mito
    de estadidad inmediata*,
    mueven mucha, mucha plata
    (y aquí para dar realce,
    agrego la nota al calce:
    *de la que caga la gata.)

    A estos nadie los para
    ¡pero que barbaridad!
    Pujando la estadidad,
    niquel diablo los guiara.
    Se lo dicen en la cara,
    y les faltan al respeto,
    o aunque el gringo aplique un veto
    dicen los del penepé
    “Mera, conmigo no é,”
    dando con el culo al seto.

    Gritando con mucho afán:
    ¡Estado 51!
    Y el yanky muy oportuno
    Dice “Ay dongon derestán!
    ¿Algún día despertarán?
    Sus neuronas se han trasteao,
    tienen los cables cruzaos
    pero siguen estarteando.
    Ay bendito, están soñando
    Con pajaritos preñaos.

    Ahora están fuera de sí
    Machaca que te machaca
    y del fondo ‘e la cloaca
    sacan el plan Tenesí.
    Aplica muy bien aquí:
    No pedir peras al olmo.
    ¡Pero ésto ha llegao al colmo!
    Y aunque no se justifica,
    esa condición la explica
    el Síndrome de Estocolmo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *