MENU

by • 25/06/2016 • Crónicas, Desvío, Fragilidad, Incontinencia, UtopíaComments (2)1089

Crónica de la concentración contra la Junta de Control Fiscal Federal que USA le impone a Puerto Rico

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Escribe: Manuel Clavell Carrasquillo, de la redacción de Estruendomudo. Esto que vas a leer se reportó desde Facebook en forma simultánea a la concentración que hubo hoy en el Coliseo Roberto Clemente del municipio de San Juan.

Burguesitos, quejumbrosos: Esto es hoy. #LoSaben

“Sacude, que te enfangas”. ‪#‎NowPlaying‬ La Buruquena De Doña Inés by Marvin Santiago.

Cuando llega a cero, se acabó. Al menos eso dice el refrán. Y en la asamblea, Viverito, la compañera, como dice la presentadora, pide un paquete de medidas. Gritería. Protestan pidiendo la palabra. ‪#‎Prexit‬

Tato la emprende contra la corrupción y la junta federal de control fiscal, llamando a sus miembros procónsules. Hay Power Point.

Ana Irma explica que la peor colonia es la que llevamos dentro, la que no nos permite la unidad para enfrentar la Junta de control federal. ‪#‎Prexit‬ y dice que ahora van a escuchar a los demás. ¿O sea que se abren los trabajos? Voces diversas, dice.

Abrieron los micrófonos al floor de la asamblea con un hombre guapo que nos pide la unidad contra la junta federal de control fiscal. ‪#‎Prexit‬ reclama que hay que defender nuestros recursos naturales del peligro de la venta. Ecologista el papizongo.

Cooperativistas desde Cabo Rojo representan 1.2 millones de personas que actúan en común para ahorrar y desarrollar esta patria. Y se oponen a la Junta de control federal que viene a imponer su autoridad. Debemos autogobernarnos, dicen. Denuncian la intervención antidemocrática de la Junta. Piden no cometer los errores del pasado.

Hay un cartel de cartulina y sharpie negro que dice que la asamblea es tan antidemocrática como la junta. Por la otra cara está escrito que se exige se abra un micrófono para el pueblo.

Doña Myrta, en representación de los caseríos o residenciales públicos, informa que la Junta de Control Fiscal que nos van a imponer los americanos y los pitiyanquis, va a ser nefasta para nuestras comunidades. Que esa gente no debe entrar en la isla.

Levantan la mano para hablar.

Los que levantan la mano piden el micrófono. Son muchos. Tato explica que sólo podrán hablar dos. Una ciudadana me dijo yo vine a hacer preguntas y participar. Y no me dejan. Tato dice que si abren no salimos y ella le riposta que esto es un mitín no una asamblea.

Ana Ana Irma Rivera Lassen trata de poner orden y pide que Ingrid Vila suba.

Mientras Ingrid Vila hablaba arriba a dúo como en una poesía coreada new age, abajo Amado y Scott la emprendían contra la junta para los micrófonos y las cámaras de los compañeros que estamos reportando la asamblea.

Amado explicó que debemos ser obstruccionistas de la derecha y el otro llamó a la unidad patriótica. ‪#‎Prexit‬ Las últimas palabras de Vila fueron desobedecer y resistir.

Los niños se gozan la salida del coliseo porque les van contando a sus papás lo que escucharon y vieron en la asamblea contra la junta fiscal.‪#‎Prexit‬ los jóvenes siguen debatiendo cuerpo a cuerpo frente a los portones de hierro, compitiendo con la realidad de que la vida continúa. Que todos tengan un ‪#‎HappyPride‬ mañana.

Boomers contra turbas. La asamblea tiene que ser en el ágora porque si no no entienden los griegos estos.

Esa es la idea, asamblea permanente. Hablar, coñazo y hacer cosas comunes.

El problema, dijo Tato allí, abajo con los que pedían la palabra, es que la asamblea no terminaría. Lo que no deja otra vía que la convocatoria específica a una asamblea permanente. ¿En la Iupi?

El problema no es tanto lo yanqui. Lo petit es lo que más jode.

El piti que viene del francés petit.

happy wheels

Related Posts

2 Responses to Crónica de la concentración contra la Junta de Control Fiscal Federal que USA le impone a Puerto Rico

  1. Joanne Namerow says:

    Definitivamente esta no debe ser la única asamblea. Hay que darle seguimiento, hay que abrir más foros. No estaba allí, pero por lo que leo en comentarios en diversas plataformas, tenemos un problema grande de auto-odio. Leo tantos comentarios agrios y llenos de resentimiento deseando que la isla implote, como evangélico pidiéndole fuego al cielo. Y trato de no agriarme yo también contra los que se expresan así. De leer entre líneas y entender que la gente está harta y desesperada de no saber lo que va a pasar, que ese odio manifiesto a su propio país y compatriotas es realmente miedo, el miedo más básico y primigenio, que es el miedo a lo desconocido. Gracias por tus excelentes comentarios y cobertura de la asamblea.

  2. Mariana Nogales says:

    Buenísimo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *